Campo abierto

by Amando Risueño

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      €6 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    El disco viene con un libreto con las letras en castellano (traducidas en frances)
    Diseño gráfico : Florence Risueño

    Includes unlimited streaming of Campo abierto via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 1 day

      €12 EUR or more 

     

1.
Zamba, de mi esperanza amanecida como un querer Sueño, sueño del alma que a veces muere sin florecer Sueño, Sueño del alma que a veces muere sin florecer Zamba, a tí te canto porque tu canto derrama amor caricia, de tu pañuelo que va envolviendo mi corazón caricia, de tu pañuelo que va envolviendo mi corazón Estrella, tú que miraste tú que escuchaste mi padecer Estrella, deja que cante deja que quiera como yo sé Estrella, deja que cante deja que quiera como yo sé El tiempo, que va pasando como la vida no vuelve más El tiempo, me va matando y tu cariño será, será El tiempo, me va matando y tu cariño será, será Hundido, en el horizonte soy polvareda que al viento va Zamba, ya no me dejes yo sin tu canto no vivo más Zamba, ya no me dejes yo sin tu canto no vivo más
2.
Yo no le canto a la luna Porque alumbra nada más Le canto porque ella sabe De mi largo caminar Le canto porque ella sabe De mi largo caminar Ay lunita tucumana Tamborcito calchaquí Compañera de los gauchos Por la senda del Tafí Compañera de los gauchos Por la senda del Tafí Perdido en las cerrasones Quien sabe vidita por donde andaré Mas cuando salga la luna Cantaré, cantaré A mi Tucumán querido Cantaré, cantaré, cantaré Con esperanza o con pena En los campos de Acheral Yo he visto a la luna buena Besando el cañaveral Yo he visto a la luna buena Besando el cañaveral En algo nos parecemos Luna de la soledad Yo voy andando y cantando Que es mi modo de alumbrar Yo voy andando y cantando Que es mi modo de alumbrar Perdida en las cerrasones Quien sabe vidita por donde andaré Mas cuando salga la luna Cantaré, cantaré A mi Tucumán querido Cantaré, cantaré
3.
4.
Ladrillo 02:26
Allá en la Penitenciaria Ladrillo llora su pena, cumpliendo injusta condena aunque mató en buena ley. Los jueces lo condenaron sin comprender que Ladrillo fue siempre bueno y sencillo, trabajador como un buey. Ladrillo está en la cárcel... el barrio lo extraña. Sus dulces serenatas ya no se oyen más. Los pibes ya no tienen su amigo del alma, que siempre chirolitas les daba al pasar. De tarde los domingos se ve una viejita llevar un paquetito al que preso está. Los pibes le preguntan : Ladrillo, ¿cuándo sale? La pobre les responde : Dios sólo sabrá... El día que con un baile su compromiso sellaba un compadrón molestaba a la que era su amor. Jugando entonces su vida, en duelo criollo, Ladrillo, le sepultó su cuchillo partiéndole el corazón.
5.
Tinta roja 03:06
Paredón, tinta roja en el gris del ayer... Tu emoción de ladrillo feliz sobre mi callejón con un borrón pintó la esquina... Y al botón que en el ancho de la noche puso el filo de la ronda como un broche... Y aquel buzón carmín, y aquel fondín donde lloraba el tano su rubio amor lejano que mojaba con bon vin. ¿Dónde estará mi arrabal? ¿Quién se robó mi niñez? ¿En qué rincón, luna mía, volcás como entonces tu clara alegría? Veredas que yo pisé, malevos que ya no son, bajo tu cielo de raso trasnocha un pedazo de mi corazón. Paredón tinta roja en el gris del ayer... Borbotón de mi sangre infeliz que vertí en el malvón de aquel balcón que la escondía... Yo no sé si fue negro de mis penas o fue rojo de tus venas mi sangría... Por qué llegó y se fue tras del carmín y el gris, fondín lejano donde lloraba un tano sus nostalgias de bon vin.
6.
7.
Lastima, bandoneón, mi corazón tu ronca maldición maleva... Tu lágrima de ron me lleva hasta el hondo bajo fondo donde el barro se subleva. ¡Ya sé, no me digás! ¡Tenés razón! La vida es una herida absurda, y es todo tan fugaz que es una curda, ¡nada más! Mi confesión. Contame tu condena, decime tu fracaso, ¿no ves la pena que me ha herido? Y hablame simplemente de aquel amor ausente tras un retazo del olvido. ¡Ya sé que te lastimo! ¡Ya se que te hago daño llorando mi sermón de vino! Pero es el viejo amor que tiembla, bandoneón, y busca en el licor que aturde, la curda que al final termine la función corriéndole un telón al corazón. Un poco de recuerdo y sinsabor gotea tu rezongo lerdo. Marea tu licor y arrea la tropilla de la zurda al volcar la última curda. Cerrame el ventanal que arrastra el sol su lento caracol de sueño, ¿no ves que vengo de un país que está de olvido, siempre gris, tras el alcohol?...
8.
Me gusta lo desparejo  y no voy por la « vedera ». Uso Funghi a lo « Massera », calzo bota militar. La quise porque la quise y por eso ando penando, se me fue ya ni sé cuándo, ni se cuándo volverá. Me la nombran las guitarras cuando dicen su canción. Las callecitas del barrio y el filo de mi facón. Me la nombran las estrellas y el viento del arrabal. No sé pa' qué me la nombran si no la puedo olvidar. Soy desconfiao en amores, y soy confiao en el juego. Donde me invitan me quedo y donde sobro también. Soy del partido de todos y con todos me la entiendo, pero váyanlo sabiendo ¡soy hombre de Leandro Alem! No me gusta el empedrao ni me doy con lo moderno. Descanso cuando ando enfermo y después que me he sanao. La quiero porque la quiero y por eso la perdono. No hay nada peor que un encono para vivir amargao.
9.
Sur 04:20
San Juan y Boedo antigua, y todo el cielo, Pompeya y más allá la inundación. Tu melena de novia en el recuerdo y tu nombre florando en el adiós. La esquina del herrero, barro y pampa, tu casa, tu vereda y el zanjón, y un perfume de yuyos y de alfalfa que me llena de nuevo el corazón. Sur, paredón y después... Sur, una luz de almacén... Ya nunca me verás como me vieras, recostado en la vidriera y esperándote. Ya nunca alumbraré con las estrellas nuestra marcha sin querellas por las noches de Pompeya... Las calles y las lunas suburbanas, y mi amor y tu ventana todo ha muerto, ya lo sé... San Juan y Boedo antiguo, cielo perdido, Pompeya y al llegar al terraplén, tus veinte años temblando de cariño bajo el beso que entonces te robé. Nostalgias de las cosas que han pasado, arena que la vida se llevó pesadumbre de barrios que han cambiado y amargura del sueño que murió.
10.
La casa tenía una reja pintada con quejas y cantos de amor. La noche llenaba de ojeras la reja, la hiedra y el viejo balcón... Recuerdo que entonces reías si yo te leía mi verso mejor y ahora, capricho del tiempo, leyendo esos versos ¡lloramos los dos! Los años de la infancia pasaron, pasaron... La reja está dormida de tanto silencio y en aquel pedacito de cielo se quedó tu alegría y mi amor. Los años han pasado terribles, malvados, dejando esa esperanza que no ha de llegar y recuerdo tu gesto travieso después de aquel beso robado al azar... Tal vez se enfrió con la brisa tu cálida risa, tu límpida voz... Tal vez escapó a tus ojeras la reja, la hiedra y el viejo balcón... Tus ojos de azúcar quemada tenían distancias doradas al sol... ¡Y hoy quieres hallar como entonces la reja de bronce temblando de amor!...
11.
El arriero 03:41
En las arenas bailan los remolinos, el sol juega en el brillo del pedregal, y prendido a la magia de los caminos, el arriero va, el arriero va. Es bandera de niebla su poncho al viento, lo saludan las flautas del pajonal, y animando la tropa par esos cerros, el arriero va, el arriero va. Las penas y las vaquitas se van par la misma senda. Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas. Un degüello de soles muestra la tarde, se han dormido las luces del pedregal, y animando la tropa, dale que dale, el arriero va, el arriero va. Amalaya la noche traiga recuerdos que hagan menos pesada la soledad. Como sombra en la sombra por esos cerros, el arriero va, el arriero va.
12.
13.
Cornetín 02:27
Tarí, Tarí. Lo apelan Roque Barullo conductor del Nacional. Con su tramway, sin cuarta ni cinchón, sabe cruzar el barrancón de Cuyo. El cornetín, colgado de un piolín, y en el ojal un medallón de yuyo. Tarí, tarí. y el cuerno listo al arrullo si hay percal en un zaguán. Calá, que linda está la moza, calá, barriendo la vereda, Mirá, mirá que bien le queda, mirá, la pollerita rosa. Frená, que va a subir la vieja, frená porque se queja, si está en movimiento. Calá, calá que sopla el viento, calá, calá calamidad. Tarí, tarí, trota la yunta, palomas chapaleando en el barrial. Talán, tilín, resuena el campanín del mayoral picando en son de broma y el conductor castiga sin parar para pasar sin papelón la loma Tarí, tarí, que a lo mejor se le asoma, cualquier moza de un portal Qué linda esta la moza, barriendo la vereda, mirá que bien le queda, la pollerita rosa. Frená, que va a subir la vieja, Frená porque se queja si está en movimiento, calá, calá que sopla el viento, calá, calá calamidad. Tarí, Tarí. Conduce Roque Barullo de la línea Nacional.
14.

about

Campo Abierto está dedicado a las musicas tradicionales de la Argentina. Se escucha como una geografía musical. Se compone de sonoridades urbanas y rurales pintando un paisaje multiple y imaginario.

credits

released July 9, 2018

Guitarra y canto : Amando Risueño

Guitarras : Manuel Contreras 1976 (temas 01, 05, 07, 09, 10, 11, 13 et 14) y José Yacopi 1964 (temas 02, 03, 04, 06, 08 et 12

Grabación y mezcla : Emmanuel Le Duigou

Mastering : Pierre Vandewaeter, Studio Lakanal (Montpellier)

Diseño gráfico : Florence Risueño

Foto de tapa : ©Matthew Smith

license

all rights reserved

tags

about

Amando Risueño Lyon, France

Guitarista y cantor, Amando Risueño interpreta las musicas de Argentina con poesía y profundidad. Cuenta las historias de su país, historias universales, transmitiendo el misterio y la emoción de la música.

contact / help

Contact Amando Risueño

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

Amando Risueño recommends:

If you like Amando Risueño, you may also like: